Red de patios inclusivos y sostenible

Pandora Mirabilia; PEZarquitectos

NOMBRE DEL COLEGIO, MUSEO, ASOCIACIÓN:

CEIP Nuestra Señora de La Paloma.

 

CIUDAD:

Madrid.

PAÍS DE ORIGEN:

España.

ESPACIO PÚBLICO SOBRE EL QUE SE HA TRABAJADO:

Patio escolar.

 

MODALIDAD DEL PROYECTO:

Talleres en horario escolar.

 

EDAD Y NÚMERO DE LOS NIÑOS PARTICIPANTES:

3-11 años.

450 participantes.

 

FECHA EN LA QUE TUVO LUGAR LA ACTIVIDAD:

Desde enero a noviembre de 2017.

 

OBJETIVOS DIDÁCTICOS DEL PROYECTO:

- Coeducación. Transversalizar la mirada de género en los espacios de recreo atendiendo a la diversidad de los niños y niñas.

- Sostenibilidad. Concienciar de la importancia de introducir más vegetación dentro del entorno escolar.

- El espacio educa. Volcar la mirada al espacio. Conceptos de escala, texturas y materiales.

- Comunidad educativa. Mejorar la convivencia en el centro y fortalecer los lazos comunitarios.

- Participación. Empoderar al alumnado para que sear capaz de analizar y transformar su espacio físico. Fomento de la participación infantil en el centro.

 

PRESUPUESTO:

5.650€.

Transcripciones

Queridas amigas y amigos:

 

Este es mi cole, Nuestra Señora de la Paloma. Aunque en realidad todo el mundo lo llama La Paloma, que es más corto. Este es el patio del colegio, El Campito.

 

Me gusta mucho El Campito. ¡Cómo no me va a gustar, si es el lugar donde jugamos todos los días en la hora del recreo! Eso sí, me gusta mucho más ahora que antes. Hace unos meses el patio era gris, casi no tenía lugares para sentarse ni rincones divertidos para jugar. En realidad, en el patio apenas había una pista de fútbol con varias porterías y alguna canasta. A mí no me gusta el fútbol. Así que con mis amigas nos dedicábamos a buscar escondites donde no nos dieran pelotazos y nos inventábamos juegos. Somos muchas niñas y niños a quienes no nos gusta tanto el fútbol. Tantos, que no cabemos en los escondites.

 

Resulta que mi mamá también se dio cuenta de eso, habló con otras mamás y se inventaron un proyecto para transformar el patio. Además, dijeron: “todo el mundo va a participar en la transformación”. Es decir, lo íbamos a hacer con la ayuda de las familias, de profes y profas y, sobre todo, de todas las niñas y niños del cole.

 

A lo largo de varios meses estuvimos haciendo talleres y juegos para decidir qué queríamos tener en el patio: color, plantas, lugares tranquilos, más bancos, otros deportes... Luego se hicieron propuestas y se organizó el trabajo. Durante una semana entera nuestro patio se llenó de mamás y papás que trabajaron y trabajaron y trabajaron. Nosotras también trabajamos, hicimos dos murales en el patio, la selva y el océano. Y después del cole íbamos al patio a ayudar. Fue muy divertido.

 

Esto que veis ahora es el resultado. Ahora el patio tiene mucho color, más bancos y es más bonito. Tiene casitas para poder jugar y una cocinita. Y tiene una tumbona y dos rocódromos. Tiene un arenero con dos mesas para comer tranquilamente, cuerdas para trepar y unos murales fantásticos. Pronto tendrá una red de voleyball, un columpio y un muro musical.

 

Como veis, estamos muy, muy felices.

 

Un abrazo,

 

Elena.

Proyecto educativo

© 2018. Web designed by Conjuntos Empáticos.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now